Dólar

Dólar (Rosario):$ / $
Dolar Blue:$382,00 / $386,00
Dolar turista:$337,93
Dolar Contado con Liqui:$353,28 / $372,04
Dolar Bolsa:$355,390 / $354,850
Argentina
COBERTURA DE RADIO BOING

Con la declaración de los padres de Fernando, terminó la primera audiencia del juicio contra los rugbiers

16:13 – Declaró Silvino, el padre de Fernando


Luego del cuarto intermedio, llegó el turno de declarar para Silvino, el padre de Fernando. Allí comentó que fue duro “porque una parte de mi estaba tirada en una bandeja de acero inoxidable con la cabeza reventada”. Además, sostuvo: “Estaba chorreando sangre por todos lados. No lo podía tocar”.

“Señores jueces, acá están escuchando el relato de un padre que ha perdido todo: ha perdido la felicidad, las ganas de vivir, de luchar, y perdió lo mejor de todo, que es el abrazo de su hijo”, aclaró.

Según los presentes en el recinto, los guardias de seguridad que escoltaban a los imputados, no aguantaron y lloraron ante el relato de Silvino. Recordó, además, de cuando se enteró de la noticia de la muerte de su hijo y cuando tuvo que viajar a Villa Gesell.

“Duró como ocho horas porque era cerca del cambio de quincena. Llegamos a la fiscalía, me acerqué al mostrador y vi el documento de mi hijo”. Y sintió nuevamente el dolor cuando pidió ver el cuerpo de Fernando y que no se lo permitieron.

15:25 – Declaró Graciela Sosa, la madre de Fernando


Graciela Sosa, la madre de Fernando declaró en el inicio del juicio: “No saben lo que es ir al cementerio, ver su foto y no poder abrazarlo. ¿Cómo puede un ser humano discriminar de esta manera? Un chico de la misma edad, un chico que tiene derecho a ir a divertirse con sus amigos y su novia. Fer ni nadie se merece esto. Yo quiero justicia. Destruyeron a mi familia, a sus amigos y a su novia, somos huérfanos para siempre”.

“Hasta el día de hoy lo sigo esperando, tengo su cama armada y la ropa está en el placard. Cada tanto la lavo, la plancho y la abrazo. Me llamó el comisario y me dijo que quería hablar conmigo. Le pasé con mi marido y yo escuchaba que decía si, si, y cuando colgó me dijo: ‘Fernando está muerto'”, agregó. 

Por otro lado, comentó: “Extraño muchísimo a Fernando. Van a ser tres años. Para mí es como que el tiempo se detuvo y siento que fue ayer cuando recibí la peor noticia de mi vida. A veces tengo ganas de que venga alguien y me diga que no es verdad. Pero lastimosamente no es así: Fernando está muerto”.

Luego de terminar de declarar y mientras se retiraba de la sala, Graciela miró al grupo de rugbiers y preguntó: “¿Por qué hicieron eso?”. El juicio está en cuarto intermedio y el próximo en declarar es Silvino, padre de la víctima.

Foto: TN.com.ar

11:34 – Los rugbiers pueden ser condenados a prisión perpetua


Este domingo un móvil del Servicio Penitenciario Bonaerense trasladó a Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Ayrton Viollaz, Blas Cinalli, Luciano, Lucas y Ciro Pertossi hasta la Unidad N°6 de Dolores, donde llegaron a las 10.

No es la primera vez que se alojan en Dolores: los rugbiers ya estuvieron detenidos allí, entre el 29 de enero y el 13 de marzo de 2020, antes de que se dispusiera su traslado a la Alcaidía N°3 del penal bonaerense de Melchor Romero en La Plata.

El juicio, donde se debatirán las responsabilidades penales de cada uno, se desarrolla en el Tribunal en lo Criminal N°1 de Dolores, integrado por los jueces María Claudia CastroChristian Rabaia y Emiliano Lázzari, en la Sala de Audiencias del Palacio de Tribunales de esa localidad. El establecimiento es el mismo en el que se llevaron a cabo las audiencias por el crimen de José Luis Cabezas.

Por parte del Ministerio Público interviene el fiscal Juan Manuel Dávila, a cargo de la Fiscalía de Juicio N° 8 de Dolores. Los representantes de la víctima son Fernando Burlando y Fabián y Facundo Améndola. En tanto, la defensa de los acusados estará a cargo de Hugo Tomei.

Uno por uno, quiénes son los rugbiers que serán juzgados por el crimen de Fernando Báez Sosa |

Para que el desarrollo del debate esté 100% garantizado ante cualquier apagón, ya se instaló un grupo electrógeno en la puerta del Palacio de los Tribunales de Dolores, previendo posibles cortes de luz.

Según está previsto en el cronograma, por el TOC N°1 pasarán, entre el 2 y el 18 de enero de 2023, más de 170 testigos. Silvino y Graciela, los padres de la víctima y querellantes en el expediente, fueron citados a declarar en la primera audiencia del proceso. La misma será transmitida por el canal de YouTube de la Suprema Corte de Justicia Provincia de Buenos Aires.

En la lista de testigos también figuran Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, los rugbiers originalmente acusados que luego fueron sobreseídos, y Pablo Ventura, el remero de Zárate falsamente acusado por el asesinato que estuvo preso cuatro días.

Otro nombre que se destaca es el de Gustavo Presman: el perito informático forense de la querella de Sandra Arroyo Salgado en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman. Según detalles en la lista, Presman fue citado por la defensa.

Caso Báez Sosa: así es el encierro extremo que viven los rugbiers en la cárcel

Guarino y Milanesi son los últimos dos testigos programados, agendados para la última de las 13 audiencias de declaraciones, programada para el 18 de enero. Fueron requeridos tanto por la querella, liderada por Fernando Burlando y Fabián Améndola, representantes de los padres de Fernando, y de la defensa, a cargo del abogado Hugo Tomei.

Los dos jóvenes oriundos de Zárate recuperaron la libertad tras doce días de encierro en el penal de Dolores, el 10 de febrero de 2020. Al finalizar la investigación penal preparatoria, la fiscal de Villa Gesell, Verónica Zamboni, solicitó que se decretara el sobreseimiento de ambos. En primer lugar, porque las ruedas de reconocimiento en su contra resultaron negativas, como así también las pericias de los teléfonos celulares y los seguimientos de las cámaras de seguridad.

Comenzó el juicio – 10:00


A casi tres años del crimen que sacudió al país, los ocho acusados de haber matado a golpes a Fernando Báez Sosa durante la madrugada del 18 enero de 2020, a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell, enfrentan el juicio en su contra.

Por su parte, la Fiscalía y la querella rechazaron la solicitud del letrado alegando que hubo posibilidades previas de realizar el pedido. Los jueces plantearon un cuarto intermedio para el debate por la suspensión y una hora más tarde resolvieron no aceptar el pedido de suspensión del juicio. 

La Fiscalía realizó los primeros lineamientos de la acusación, donde se planteó que a Báez Sosa lo asesinaron con alevosía, al mismo tiempo que habrían ideado un plan para matar a traición. También se les imputan las “lesiones leves” sufridas por amigos de Fernando, que estaban junto a él la madrugada del crimen.

Fernando Burlando, abogado querellante que representa a la familia de la víctima, aseguró que los rugbiers “se llevaron una vida como trofeo”, al mismo tiempo que se dirigió a ellos de manera tajante. “Acordaron y planearon emboscar con la intención de matar a Fernando Báez Sosa. Lo hicieron luego de un incidente menor dentro del local bailable Le Brique, donde la víctima y las personas que la acompañaron intentaron calmar los ánimos, evitar una pelea, recomponer la situación”, apuntó.

Y añadió: “Pese a esto los acusados tomaron una decisión: tomaron la decisión de matar y mataron. A partir de hoy vamos a demostrar que el asesinatos de Fernando Báez Sosa tuvo como mecánica un asalto por ambos flancos de la víctima, luego se espera que el personal policial que vigilaba la zona se retirara del lugar para así facilitar la tarea y así matar sin riesgo y sobre seguro”. Al término de su turno, adelantó que pedirá la prisión perpetua para los ocho acusados.

Luego, el letrado defensor Hugo Tomei, tomó la palabra y afirmó que “se los condenó antes de tiempo”, y adelantó que pedirá la suspensión de la audiencia luego de sus alegatos por las palabras de Burlando. Además, subrayó que no se llevó adelante un debido proceso de acusación, ya que “la audiencia imputativa duró 25 minutos en los que se tomaron 10 declaraciones”. 

9:00 – El hecho


De acuerdo con el pedido de elevación a juicio, el crimen de Fernando se produjo entre las 4.41 y las 5 del 18 de enero de 2020, frente al local bailable ubicado en Avenida 3 y Paseo 102, pleno centro de la localidad balnearia de Villa Gesell, frente al boliche bailable Le Brique.

La acusación que recae sobre los imputados sostiene que tomaron la decisión de matar a Báez Sosa y que, para ejecutar el plan, dividieron sus funciones. Así, cinco de ellos (Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Blas Cinalli) fueron a buscar a Fernando, “lo tomaron desprevenido y de espaldas” y “comenzaron a golpearlo en distintas partes del cuerpo”.

Cuando el joven de 18 años cae al piso, y “aprovechándose aún más de esa situación de indefensión”, proceden a darle un golpe brutal, una patada que le provocó el deceso en forma casi inmediata, al causarle “un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo de cráneo”.

Mientras todo eso sucedía, los otros tres (Ayrton Viollaz, Lucas y Luciano Pertossi) formaron “una especie de cordón” para impedir que los amigos de Fernando pudieran auxiliarlo y, además, los golpearon varias veces. Por eso, la acusación incluye el delito de lesiones leves.

Comentarios