Dólar

Dólar (Rosario):$ / $
Dolar Blue:$383,00 / $387,00
Dolar turista:$339,36
Dolar Contado con Liqui:$353,83 / $372,47
Dolar Bolsa:$357,210 / $357,080
Todo Show
VIDEO

Dos estrenos la última semana del año

Liam Neeson con su icónico personaje -no importa el nombre pero repite los tics y las formas, perfeccionando el personaje a 15 de años de la primera del género- y el vivo de Billie Eilish: Live at the 02 llegan a las salas rosarinas antes de fin de año y en el medio de las fiestas. Aquí dos reseñas y los trailers de las dos nuevas propuestas que llegan, siempre más escaso entre navidad y año nuevo, a renovar la cartelera que sigue teniendo a Avatar, Black Panther y otras propuestas fuertes.

 

“Agente Secreto”

 

“Así como hay quienes llevan muchas de sus artimañas del trabajo a casa, Travis Block (Liam Neeson, convertido en héroe de acción a repetición) instruye hasta a su nietita sobre si algún extraño la vigila o sigue, y la verificación de salidas de escape. Bueno, es que puede ser un poco paranoico, pero también es un obsesivo compulsivo. Digámoslo todo.

Es que en Agente secreto, Neeson -que ya tiene 70 años, diez menos que Harrison Ford, y por más que diga que abandonará el género, al rato se desdice- trabaja para su amigo el director de FBI (Aidan Quinn, de Benny & Joon, Corazones en conflicto). Travis tiene, cómo no, un pasado oscuro. Desde hace años se dedica a extraer a agentes encubiertos. O a hacer cosas que, legalmente, ejem, serían difíciles de explicar o disimular.

Pero la nueva misión lo pone en estado de alerta extrema. Travis empieza a intuir, y luego descubre, que su amigote del FBI está tramando cosas non sanctas contra ciudadanos estadounidenses (¡epa!). Todo a partir del pedido de hacerse cargo de Dusty Crane (Taylor John Smith, visto en Sharp Objects). Crane alterna entre el alcohol y las pastillas, pero no se sabe si toma para olvidar o es al revés. Hubo un hecho reciente que lo marcó a fuego, y está dispuesto a contar la verdad al periodismo. Esos son buenos ciudadanos estadounidenses. Así las cosas, la trama del filme de Mark Williams irá yendo de Crane huyendo, y tratando de encontrarse con Mira Jones (Emmy Raver-Lampman de The Umbrella Academy), para contarle todo, a Travis lidiando con él.

Como en muchas de las películas de acción con Neeson, desde Búsqueda implacable (2008) a la fecha, su personaje tiene algún fuerte enlace con la familia -si es que le queda algún miembro vivo-. Aquí, es con su hija (Claire Van Der Boom), que está divorciada, y la nieta de la que hablábamos al comienzo (Gabriella Sengos). Todo esto para humanizar, si cabe el término entre tantas persecuciones, disparos, muertes, emboscadas y traiciones, a Travis. Porque Travis habrá hecho cosas malas, pero siempre, siempre, hay tiempo para redimirse. Y para alejarse del trabajo arduo, y pasar más y mejor tiempo con sus chicas. ¿Quién no lo haría? Pero su amigo del FBI no le acepta la jubilación, y ahí es donde lo manda a buscar a Crane. El resto es más o menos previsible, si ya vieron alguna que otra película de Neeson con un arma en la mano. Hay muchas persecuciones bien filmadas, y las víctimas se cuentan por decenas. Neeson vuelve aquí a trabajar con el director Mark Williams, que lo había dirigido en Venganza implacable (2020), donde era un ladrón de bancos que decidía entregarse, pero era traicionado por dos agentes del FBI. Se ve que entre Neeson, Williams y esos tipos del FBI, hay algo personal. Se puede ver en todos los complejos de la ciudad.

 

 

“Billie Eilish: Live at the O2”

 

 

De cara a retomar su gira Happier Than Ever: The World Tour, la cantante estadounidense Billie Eilish llega a las salas de cine con la presentación de un concierto filmado llamado “Billie Eilish: Live at the O2” que se estrenará con una función única. Cuenta con registro en 4K y con sonido Dolby Atmos del concierto que la cantante ganadora de múltiples premios Grammy ofreció en el estadio de Londres. La ganadora también de un premio Óscar presentará la filmación del concierto que realizó en The O2 Arena, un lugar emblemático ubicado en la ciudad de Londres. “Cabe destacar que esta versión extendida transportará a los espectadores a un viaje cautivador de principio a fin y que es un punto cúspide de la gira mundial de Eilish. Sam Wrench (BTS: Permission to Dance) fue el director responsable de la filmación del concierto que se grabó a veinte cámaras dotadas con sensores para capturar cada movimiento de la intérprete. En poco más de hora y media, los fans de Eilish disfrutarán veintisiete canciones, además de los momentos íntimos entre Billie y su público” reza la sinopsis oficial.

 

 

Fuente: Clarín, Pablo Scholz, Spoiler.

Comentarios