Dólar

Dólar Oficial:$816 / $856
Dólar Blue:$1095 / $1115
Dólar Bolsa:$1078.2 / $1088.1
Dólar Contado con liquidación:$1148.2 / $1118.6
Dólar Mayorista:$799.65 / $839.57
Policiales

El crudo relato del colectivero del 110 al que intentaron asaltar con un cuchillo: “Se me vino a la cabeza lo peor”

El pasado viernes un hombre fue detenido en inmediaciones de Boulevard Seguí y la Colectora de Circunvalación después de intentar asaltar a un colectivero de la línea 110, perteneciente a la flota del Transporte Urbano de Pasajeros. Ante esto, el chofer habló con RedBoing, donde dio detalles de la violenta situación que le tocó atravesar cuando terminaba su recorrido.

“Yo estaba llegando al barrio Toba y freno para que suba y baje gente. Cuando quiero volver a circular, veo que un hombre está parado en el medio de la calle sin dejar que arranque. Se subió con una actitud sospechosa, yo ya lo conocía por haberlo llevado en otras ocasiones, pero se sentó y se fue para atrás”, comenzó su relato.

En ese sentido, Mariano agregó: “Hicimos las 15 cuadras hasta la punta de línea y cuando llegamos a la última parada, que ya no quedaba nadie, se me acerca y me dice ‘no toques nada, no hagas nada raro y agarrá por la colectora’. Yo no entendía que era bien lo que quería, pero tenía una actitud sospechosa  y estaba muy nervioso”.

“Él arriba de sus piernas tenía una mochila con una mano adentro, como haciéndome creer que tenía un arma. Tuve que arrancar porque estaba solo y asustado, asique hice lo que me pidió y agarré la colectora hacia el norte. Se me paró al lado y me insistía con que no toque nada. Fuimos a un lugar deshabitado, donde solo hay galpones y me decía que no frene porque si no me mataba”, continuó.

Siguiendo en su testimonio, el colectivero añadió: “Ahí sentí que me podía pasar lo peor, porque lo tenía parado al lado mío y yo no tenía nada para hacer. Cuando estamos llegando a Bv. Segui me dice que frene y que le de mi billetera y mi celular. Yo quería ver si podía llegar a Segui porque ahí es la punta de línea de la 122 y quizás algún compañero me podía ayudar”.

“Como no frenaba, él mismo sacó las llaves del colectivo para frenar y me empezó a pedir que le abra la puerta. Cuando le abro se tiró sin haberme robado nada. Pasó de tenerme regalado a salir corriendo sin nada. En ese momento se me vino a la cabeza lo que pasó con César Roldán, sabiendo que si hacía algún movimiento raro podía tener el mismo final”, apuntó.

Comentarios

5