Dólar

Dólar Oficial:$890 / $890
Dólar Blue:$995 / $1015
Dólar Bolsa:$1024.3 / $1026.3
Dólar Contado con liquidación:$1056.3 / $1062
Dólar Mayorista:$868.5 / $871.5
Argentina

Juicio a los rugbiers: declaró el médico que hizo la autopsia a Fernando Báez Sosa

El lunes se retomó la segunda semana del juicio a los rugbiers por el crimen de Fernando Báez Sosa. Tras la declaración de más de 45 testigos, el fiscal de la causa, Juan Manuel Dávila, confirmó que las próximas audiencias serán clave. 

Diego Duarte, el médico que realizó la autopsia en el cuerpo de Fernando declaró haber cumplido con el protocolo que tenía que llevar adelante. “La autopsia se llevó a cabo en la morgue del hospital de Pinamar. Primero vi a la víctima en Villa Gesell. Yo tomé conocimiento del caso, supe que Fernando estaba en el hospital de Villa Gesell y como vivo en la esquina del hospital, crucé para ver cómo estaba”.

Luego, afirmó: “Hice un examen previo para tener la visualización de con qué me iba a encontrar en la autopsia. Fernando yacía en una cama, presentaba múltiples agresiones en la parte del rostro. Pedí que se le realice una tomografía computada para ver un panorama general de lo que presentaba el cuerpo. El resultado tardó un rato en llegar. Yo lo vi y tenía una importante hemorragia por dentro del cráneo. Además, tomé imágenes con mi celular particular para tener una aproximación de las características de las lesiones que aún conservo en mi teléfono”.

En este contexto, el fiscal García solicitó que el testigo exhiba las fotos que conserva en su teléfono que no fueron incorporadas anteriormente. “Es una sorpresa que nos afecta en demasía”. Allí, las fotos fueron tomadas en la morgue del Hospital de Pinamar fueron proyectadas en la pantalla de la sala de audiencias. 

“Por lo visto en el cuerpo, las marcas que presentaba, las lesiones externas, coinciden con los mecanismos de alta energía que provocan muerte instantánea en el paciente”, siguió Duarte: “En cara y cráneo presentaba la mayoría de los golpes. Son áreas centrales porque allí se alojan la mayoría de las funciones del organismo”, continuó.

“El tronco cerebral era lo que presentaba más daños”, concluyó. Por pedido de la defensa, el forense se puso de pie para señalar la marca del desfibrilador en el cuerpo. “No se puede medir la intensidad de los golpes en la autopsia. Tampoco se pueden determinar la cantidad de golpes que recibió la víctima”, dijo Duarte tras ser la pregunta de Tomei.

Comentarios

5