Dólar

Dólar Oficial:$882 / $922
Dólar Blue:$1260 / $1280
Dólar Bolsa:$1242.3 / $1245.5
Dólar Contado con liquidación:$1259.8 / $1293.2
Dólar Mayorista:$900.5 / $903.5
Política
CAMINO AL 2023

Julián Galdeano, mano a mano con RedBoing: “Me gustaría que la UCR protagonice una opción transformadora”

Julián Galdeano, diputado provincial y referente del espacio MAR dentro del radicalismo, recibió a RedBoing en su despacio y brindó detalles del armado amplio que viene realizando la oposición santafesina. Su espacio hoy es pluri partidario, con integrantes del PRO que comparten oficinas con él, y busca aglutinar a personas de sangre política y a dirigentes de afuera. Armador del espacio que llevó al triunfo a Carolina Losada, no se apresura en hablar de candidatura y pide mesura para poder armar el programa de gobierno.

Reafirma su posición reformista de la Constitución provincial, esboza críticas severas a Perotti aunque desde la “responsabilidad política”, le pide amplitud y más gestión a Javkin y antepone la autocrítica antes de avanzar sobre las propuestas. Su muñeca en las negociaciones lo colocan en un lugar clave para el esquema del frente de frentes tanto en Rosario como en la Provincia. En profundidad, un encuentro de balance de este año y las perspectivas para el 2023.

-Hubo un cierre de año intenso para el frente de frentes y parece que hay consenso para armar un espacio común en toda la oposición santafesina, ¿cerraron las negociaciones?

-Fue un proceso complicado, muchos partidos políticos con miradas distintas en algunos temas entre nosotros. Requirió mucho diálogo y muñeca durante todo este año, porque, a veces, no tener cultura de coaliciones hace que los armados se complejicen más que en cualquier otro lugar del mundo. Ya hubo varias reuniones de los 11 partidos políticos que conformamos la oposición de Santa Fe, reuniones de representantes de cada uno para formar los programas de gobierno, y hubo muchas coincidencias. Así que podemos decir que está bastante madura la posibilidad de conformar una alternativa unificada para el 2023 entre todos.

Algunos tenemos más historia común y otros recién se están conociendo en un espacio integrado, pero todos tenemos la buena voluntad de conformar algo diferente a lo que es el gobierno actual. La verdad es que a esa escasez de cultura de coalición o de entendimiento que hay en la cultura política argentina, nos facilita mucho las formas en que el gobierno provincial y el nacional vienen haciendo las cosas. En definitiva, la vara es baja y la responsabilidad que nos tira a la oposición es mayúscula y nos permite sintonizar con mayor facilidad.

-Este gobierno de Perotti, como el de Bonfatti, tuvieron a la Cámara de Diputados en contra. En un hipotético gobierno, ¿cómo piensan la relación con ella y el armado de esa lista?

-Nosotros tenemos optimismo respecto de que podemos tener una opción que sea competitiva en todas las categorías, incluida la lista de Diputados. Inclusive, tener una mayoría en el Senado provincial. Si eso no pasara, sí te puedo decir qué es lo que no vamos a hacer: lo que hace Perotti. No tiene siquiera un solo legislador propio, tiene tal falta de diálogo y de entendimiento de cómo funciona el sistema democrático y parlamentario de Santa Fe que no tiene quién defienda sus iniciativas. Se choca contra la pared permanentemente. Nosotros hacemos del diálogo una cultura política y de las definiciones también. Aspiramos a llegar al gobierno diciéndole a la gente qué queremos hacer y que no sea sólo un slogan, entonces el respaldo que uno puede tener en las urnas va a implicar también un respaldo a medidas concretas del gobierno que van a tener la mayoría del apoyo ciudadano, y eso lo va a legitimar.

-Se critica mucho en la política la unión ante el espanto, y hay dos sectores antagónicos en el pasado que ya no lo son tanto, ¿quién los acercó? ¿El radicalismo?

-Nosotros somos la Cenicienta del frente, ja. Usandizaga decía que era el jamón del sándwich entre Natale y Estévez Boero en el primer Frente Progresista. Hay áreas, y son la mayoría, en que hay plenas coincidencias. Después hay cuestiones que algunos se vuelven excesivamente dogmáticos, y si uno rasca un poquito no es tanta la diferencia. Se exagera para la tribuna, pero insisto con esto: la gestión de Usandizaga en Rosario con la de Binner, con la de Macri o Larreta, con la de los gobernadores radicales o la de Lifschitz en Santa Fe, son todas similares. A algunos le puede gustar una cosa en un área en particular, como en temas como género, o la educación privada, temas ligados a la religión u otros aspectos más ideológicos, pero en el resto hay coincidencias plenas. Esto de los límites son tal o cual, son sin sustento real en diferencias concretas.

-Los que tensionan, ¿lo hacen para negociar mejor?

-Nadie que esté pensando sinceramente en un proceso transformador y que tenga musculatura en Santa Fe tiene que exhibir excesivamente las diferencias o tensionarlas. Si alguno tiene temor de que una opción que triunfe y opaque el protagonismo de algunos espacios o figuras, tiene una mirada muy chiquita de la política, y si eso lo hace diferenciarse solamente está mostrando su inseguridad o incertidumbre, pero hoy necesitamos grandeza.

Javkin y Galdeano, viejos conocidos del radicalismo y la política santafesina.

-¿Cómo ves la gestión de Javkin durante y después de la pandemia?

-En la pandemia tuvo una buena administración de la misma. En eso hay que sacarse el sombrero. Las áreas de Salud del Municipio trabajaron en coordinación con Provincia, más allá de que nos preguntamos ‘¿para qué hicimos todo lo que hicimos?’, la sensación es que podría haber sido distinto. Pero bueno, más allá de eso, Pablo es un dirigente con mucha trayectoria y con mucho carisma. En el mano a mano hay pocos que le pueden competir, genera bastante empatía en el trato personal y eso le pasa a muchos rosarinos y ciudadanos que lo conocen.

Sin embargo, creo que tienen un déficit en equipos de gobierno, y a veces eso resiente la gestión. Se lo he dicho a él, y lo repito hasta el cansancio: el intendente de Rosario tiene una gran chance de ser candidato a gobernador y de ser una alternativa, pero requiere que la gestión esté consolidada y estabilizada, y hoy todavía me da la sensación de que el electorado que incluso ha votado por Javkin tiene una crítica muy marcada en el devenir de la gestión municipal. Antes de proyectarse tienen que resolver muchas cosas, porque hay muchos sectores que lo están viendo. Y a pesar de que lo ha hecho y que no es su función directa, tiene que encabezar la pelea para mejorar la seguridad. No alcanza con declaraciones, hay que mostrar más hechos concretos, más allá de que todos reclamamos a la Provincia y a la Nación que son los responsables.

-Uno de los integrantes de la coalición que se postula y se mantiene en campaña es Pullaro, ¿tienen diálogo entre correligionarios?

-Tengo muy buen diálogo con ellos. Soy de los que piensa que no hay que desesperarse por la campaña, eso tiene su debido tiempo en la política, y que tampoco hay que exagerar la diferenciación por sí misma. Hay cosas que el gobierno hace bien, no son muchas, pero algunas las hace bien, y hay que reconocerlas. Entonces ponerse solamente detrás de un tapial a tirar piedras y pensar que eso nos beneficia, no termina siendo así. La sociedad está muy crítica de la política, y con razón, y si los políticos lo único que hacemos es hacer campaña también es una manera de alejarnos de lo que la sociedad espera de nosotros. Entonces, no se trata ni de ser vagos, ni de no ser suficientemente estrictos en la mirada sobre el gobierno, sino de ser responsables en términos políticos y saber qué queremos.

El desafío principal más allá de mostrar nombres es mostrar ideas. Qué queremos hacer y cómo lo queremos hacer. Y no ideas que nos remitan al pasado, sino que expresen una visión de futuro. Las opciones que hay hoy presentadas diciendo ‘yo lo hice mejor que lo que lo están haciendo ahora’, una es una visión del presente muy crítico y otra una visión del pasado, porque si Pullaro, Bonfatti, hubieran hecho las cosas tan bien como algunos piensan que hicieron no estaría gobernando Perotti, si Macri hubiera hecho las cosas tan bien como dicen algunos no estaría gobernando Alberto. Entonces hay que hacer un poco de autocrítica también, porque no por que el que está ahora sea un impresentable convalida que otros la hayamos hecho mejor o cumplido los objetivos. La sociedad espera una autocrítica de la política, y eso vale para todos.

-El radicalismo ha tomado preponderancia, ¿qué rol tiene?

-Me gustaría que la UCR protagonice una opción transformadora en Santa Fe, que vaya más allá de un nombre propio, más allá de si es Pullaro o Losada. Es un tiempo en donde la sociedad admite debates, medidas, discusiones que antes no admitía.

-Encontré un material de un colega, un editorial de Reynaldo Sietecase, que en el 93 ya hablaba de la intención de Reutemann de reformar la Constitución provincial. ¿Es la gran deuda de la democracia santafesina?

-Sin dudas. Yo apoyé la reforma con Lifschitz, con Bonfatti, con Binner, y también ahora con Perotti. Analizá quiénes en las cuatro instancias tuvieron la misma posición. En su momento, cuando Lifschitz propuso la reforma, yo decía que hay muchísimos dirigentes políticos en Santa Fe que se dicen ‘reformistas, pero’. La categoría política y jurídica del ‘reformista, pero’. Entonces hay ‘reformista, pero yo quiero la reforma completa, si no, no vale’, y es una manera de no quererla. ‘Reformista, pero en este momento la gente está pensando en otra cosa porque viste los quilombos que tenemos’, es una manera de no quererla. ‘Reformista, pero vamos a hacerla el próximo gobierno porque en realidad la reelección…’, es una manera de no quererla. Entonces, todos superponen y colocan antes intereses que tienen que ver con lo personal, con lo sectorial, con lo partidario por encima de la necesidad imperiosa de reformar la Constitución.

El gobernador este, y otros, han planteado siempre las dificultades que hay para el funcionamiento del Poder Judicial. El Juri de enjuiciamiento de magistrados funciona con la Corte, el procurador, un diputado y un senador. No hay manera de tener mayoría. ¿Cuántos jueces fueron sancionados del 83 hasta ahora por su mal desempeño? Los cuento con los dedos de una mano, y en algunos casos por temas ya obscenos. ¿Entonces quiere decir que funciona bien, que no hay ningún inconveniente, que a tiempo y con justicia resuelve todo, que cuando te otorgan el derecho para que tengas un celular en su celda, cuando le dan salidas y reinciden y nadie los cuestiona? Hay mil cosas que cambiarían con la reforma de la Constitución.

Carolina Losada, la jugadora clave de Galdeano de cara a las elecciones del 2023.

-Hay una especie de consenso de que si Losada juega muchos bajarían sus intenciones. ¿Ella va a participar de la elección a la categoría de gobernador?

-No sé si todos admitirían tan fácilmente que no haya PASO, o hasta nosotros mismos, en un frente opositor. El mejor escenario es que haya una compulsa y que cada uno presente su idea. Nosotros estamos comprometidos para generar un programa disruptivo para Santa Fe, Carolina habla de revolucionario, y ese es el laburo que hay que hacer todo enero y principio de febrero terminarlo. Ese programa, si no tuviera candidaturas competitivas, sería como tener el manual de Scaloni sin Messi. A partir de ahí vamos a buscar que las ideas que queremos plantear para Santa Fe, tengan un correlato en un armado político competitivo para ganar.

Carolina está dispuesto a hacerlo y todos estamos comprometidos a ocupar el lugar que nos toca. Hoy sería irresponsable hablar de que vamos a ir con tal o cual fórmula, pero sí vamos con diálogo y amplitud a incorporar a muchísima gente. Y no solamente gente de la política, porque uno empieza a ver los armados pre electorales y todos ya fueron funcionarios antes. Si nosotros tuviéramos todos los problemas resueltos, perfecto, vamos con los mismos. Yo no digo que la experiencia no sume, suma muchísimo, pero abramos un poco, traigamos gente de afuera. Gran mérito de Scaloni de traer gente de afuera y no quedarse sólo con el grupo de la Selección que venía. Eso nos sacó campeones del mundo.

-¿Carolina Losada va a ser candidata?

-Si tiene que ser, ella está comprometida en ocupar el rol que tenga que ocupar.

-Entonces, ¿lo ideal sería que cada espacio dentro del frente de frentes tenga su candidato?

-Lo ideal, en términos de manual, es que la coalición que abarca un abanico amplio de sectores ideológicos, cubra todos los espacios. Eso a lo mejor se puede hacer una sola lista, con dos o con cinco, pero lo inteligente sería que cubramos todo el abanico de la oposición, lo más que podamos.

-¿Y Scarpín? ¿Dónde puede jugar?

-Bueno, los futboleros dirían que equipo que gana no se toca, ja. Pero vamos a ver.

Comentarios

5