Dólar

Dólar (Rosario):$ / $
Dolar Blue:$375,00 / $379,00
Dolar turista:$341,90
Dolar Contado con Liqui:$360,02 / $366,92
Dolar Bolsa:$353,280 / $352,970
Argentina
JUICIO POR EL CRIMEN DE FERNANDO

La Defensa pidió la absolución de los acusados: cuándo será la sentencia

Los alegatos en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell, finalizaron su primera etapa este miércoles por la noche. En la jornada de hoy se vivirá la segunda jornada con la palabra de la defensa de los rugbiers. La misma también será televisada en vivo por el canal oficial de YouTube de la Suprema Corte de Justicia. La fecha de la sentencia sería el 6 de febrero.

El abogado Hugo Tomei pidió la absolución de los rugbiers por el crimen de Fernando, al afirmar que el objeto de la acusación no es congruente. “Es una cuestión técnica. Se imputó algo distinto a lo alegado en la jornada de ayer. Habla de cinco sujetos que le pegaron a Báez Sosa, y en los alegatos dijeron que fueron todos”, ejemplificó. Además, planteó que “el altercado” en el Boliche Le Brique se dio en forma general y no contra Máximo Thomsen, como dijo la Fiscalía.

Luego, expresó que el crimen se podría encuadrar en “homicidio en riña”, caso contrario en “homicidio simple” con distintos niveles de responsabilidad de los acusados. Del mismo modo, pidió la nulidad de las pruebas recabadas de los teléfonos y las prendas de los rugbiers, ya que “no conocían sus garantías cuando los entregaron y reconocieron voluntariamente”.

La primera en tomar la palabra fue Graciela Sosa, quien aseguró que jamás se esperó estar en ese lugar. “Cuando vi que le pegaban en el piso y él levantaba la mano, solo pensaba en tirarme encima para que me pegaran a mí“, afirmó la madre de Fernando Báez Sosa. Y añadió: “Solo quiero justicia”.

Tras la corta exposición de Sosa, el abogado defensor Hugo Tomei comenzó con su alegato final. “Discutir en presencia de dolor es difícil”, afirmó tras decir sentirse conmovido por las palabras de la madre de la víctima. Luego, criticó el tratamiento mediático del caso. “Hubo programas enteros destinados a condenar. Estoy en desigualdad porque defiendo a ocho condenados por los medios y la sociedad. Eso, considero, es una forma de obtener una sentencia que presiona al Poder Judicial“.

Tomei también señaló que no le gustaría “estar en los zapatos” del Tribunal a cargo del fallo, y denunció una serie de amenazas que recibió su colaboradora y familiar de algunos de los acusados, Emilia Pertossi.

Tomei criticó a los testigos del hecho requeridos por la Fiscalía, de quienes apuntó que sus recuerdos estaban contaminados por el tratamiento mediático del caso, la reproducción de los videos y las actas en la televisión y portales.

Del mismo modo, el defensor reclamó que “no existió un plan para matar”, ya que Thomsen quería permanecer en el boliche, que podrían haber escapado en los dos autos que tenían y que no tendría sentido la filmación del hecho por parte de Lucas Pertossi.

En este marco, ayer alegaron los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García. También lo hicieron Fernando Burlando y Fabián y Facundo Améndola, representantes de la familia de la víctima, en calidad de particular damnificado.

La fiscalía pidió la prisión perpetua para los ocho imputados y acusó a los testigos Juan Pedro Guarino y Tomás Colazo por falso testimonio. Fernando Burlando solicitó la misma pena para todos los acusados.

La primera parte de la jornada

Cabe recordar que la etapa de alegatos en la localidad de Dolores comenzó este miércoles hasta el jueves y, tras finalizar, se dará a conocer la fecha de la sentencia para los ocho rugbiers. Al término de su exposición, la Fiscalía pidió prisión perpetua para todos los acusados.

En esta nueva jornada, se ofrece a su vez la chance terminante de expresarse para los ocho imputados antes de que los tres miembros del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la ciudad de Dolores decreten si son o no culpables. Además, los padres de Fernando tendrán la posibilidad de hablar una vez más antes de la sentencia.

El primero en tomar la palabra había sido el fiscal Gustavo García, expresando que los acusados “acordaron matar a Fernando Báez Sosa esperando el tiempo para hacerlo”, y que “aprovecharon las circunstancias de que la víctima y sus amigos estaban distraídos, al mismo tiempo que el personal policial se tuvo que ir, para atacar por sorpresa a traición por distintos francos a Fernando Báez Sosa, dejándolo sin posibilidad de defenderse, causandole lesiones que le provocaron la muerte”. 

Luego, detalló las lesiones que sufrieron los amigos de Fernando. “Es un homicidio doblemente agravado con alevosía”, insistió. Acto seguido, señaló el conflicto que se habría dado dentro del boliche Le Brique y una presunta amenaza en el interior del establecimiento por parte de Máximo Thomsen contra Báez Sosa.

“Lo mataron entre todos, tal como lo habían previsto”, añadió el fiscal. En tanto, el abogado defensor se quejó de una serie de videos expuestos por la Fiscalía, al asegurar que se trataba de “un montaje”. Por otro lado, García aseguró que el homicidio se habría dado por un golpe propiciado por Fernando Báez Sosa a Máximo Thomsen en el estómago, cuando este era sujetado por personal de seguridad del boliche. 

Al término de la exposición del fiscal García, su compañero Juan Manuel Dávila continuó con los alegatos. En ese marco, uno por uno mencionó los roles de Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23).

De ese modo, aseguró que todos estuvieron implicados en el crimen y señaló que “todos son coautores de homicidio doblemente agravado”, por lo que deberían ser condenados a reclusión perpetua. Además, hizo alusión a los testimonios de Juan Pedro Guarino y Pablo Colazo, donde remarcó que la Fiscalía los denunciará por falso testimonio “por omisión de contar lo que sucedió”.

La palabra de Fernando Burlando

Fernando Burlando, el abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, realizó esta tarde su alegato final en el juicio que acusa a ocho rugbiers de haber asesinado a golpes al joven de 18 años a la salida de un boliche en Villa Gesell. En la previa, la fiscalía pidió prisión perpetua para todos los acusados.

El letrado querellante apuntó duramente contra los imputados, dijo que “todos asesinaron a Fernando Báez Sosa”, pese a que el joven de 18 años “estaba de rodillas y pidió contemplación”.

Las frases más destacadas:

  • “Todos asesinaron a Fernando Báez Sosa. Él estaba de rodillas y con sus manos en el piso, levantó su mano y pidió contemplación, clemencia. La respuesta fue una patada en la cabeza. Y otra más, y otra más. Era una bolsa de papas y continuaban castigándolo. Tal vez estaba sin signos vitales, pero insistían pegándole patadas en la cabeza”.
  • “Eran sus cazadores, la conquista era el trofeo. Dijeron ´a este me lo llevo de trofeo´. Y el trofeo era Fernando, un chico lleno de ilusiones. Fernando había ofendido al líder de la manada y sus obsecuentes de la violencia lo acompañaban de una manera proactiva. Máximo Thomsen es el líder de esa manada”.
  • “Algunos de sus verdugos trataron de borrar evidencia lamiéndose las pruebas, cambiándose la ropa y advirtiendo que no debían hablar de eso. Luego, comieron hamburguesas. Matar les dio hambre”.
  • “Cada golpe era un disparo y cada patada un tiro. Fernando Báez Sosa fue fusilado a golpes y a patadas. Amenazado, emboscado, superado en número, en sorpresa, indefenso y castigado hasta la muerte”.
  • “La imagen de Fernando Báez Sosa de rodillas pidiendo clemencia representa el pedido de prisión perpetua para los acusados. Lo que hubo fue un asesinato, no hubo un incidente. Fue un asesinato en el peor de los estados: en un estado de indefensión”.
  • “Se dieron el gusto de acusar a un inocente. Fernando pidió clemencia y no se la dieron. Pidió compasión y no se lo dieron. Sabían que habían matado a un joven y tuvieron la idea de volver a buscar a los amigos de Fernando”.

Comentarios