Dólar

Dólar Oficial:$887 / $927
Dólar Blue:$1310 / $1330
Dólar Bolsa:$1288.3 / $1298.6
Dólar Contado con liquidación:$1304.5 / $1310.6
Dólar Mayorista:$885.23 / $925.15
Todo Show

Morena Rial llevará a juicio a su madre adoptiva: “No recuerdo momentos de cariño”

Morena Rial, quien fue adoptada de recién nacida, recordó momentos y episodios de su infancia que habrían sido un calvario para ella: “Voy a ir a juicio con Silvia D’Auro. Aparecieron 5 testigos. No tiene lógica una persona así, es una persona psiquiátrica, ojalá se interne pronto porque no está bien de la cabeza. Mi papá lo permitía, era una persona grande que podía agarrar sus cosas e irse”.

Durante esos años, vivían en el country San Carlos, en la zona de Pacheco y recordó que “los vecinos vivían denunciándolos por los gritos. Del colegio la llamaban y le decían que la iban a denunciar con la Policía porque llegábamos con golpes. Me tiraba contra la bañadera, me hacía golpear mis partes íntimas. Me ponía cera en mis partes íntimas para lastimarme, esto fue cuando yo tenía 7 años porque a los 11 me fui de mi casa”.

Su madre adoptiva, vive en Uruguay y no tiene contacto con sus hijas y algunas versiones dicen que tiene un perfil bajo, está recluida y tiene un pequeño círculo de amigos. Es una psicópata. Me costó mucho tiempo procesar eso. Más de grande pasé lo del abuso (del chofer de su padre, a los 14 años), así que fui infeliz toda mi vida. A mi papá le terminan dando la patria potestad más que nada que por las denuncias. Yo la denunciaría porque la detesto”, afirmó Morena.

Lo mismo sucedía en el país vecino, donde Rial siguió recordando momentos de violencia: “Me acuerdo en Punta del Este que vivíamos en un departamento muy lindo que tenía un kínder abajo, me escapaba ahí y cuando volvía me pegaba. Me obligaba a tomar café y nos mandaba en bicicleta al colegio, que quedaba dentro del country pero a unas 30 cuadras, no importaba si estaba lloviendo. No recuerdo momentos de cariño”. Luis Ventura, un amigo de su padre durante muchos años, dijo estar dispuesto a ayudar a la joven: “Me cansé de callarme. A Morena la siento mi sobrina, yo vi y escuché. No estaba cuando le ponía la cera, pero vi otras cosas”.

Comentarios

5