Dólar

Dólar (Rosario):$ / $
Dolar Blue:$316,00 / $320,00
Dolar turista:$301,77
Dolar Contado con Liqui:$318,40 / $329,52
Dolar Bolsa:$314,870 / $314,130
Política

Pegó fuerte: Saín habló por primera vez sobre el audio de la señora con los perritos

Marcelo Sain, en imagen de archivo junto a Germán Montenegro, que fue uno de los funcionarios a los que le secuestaron el teléfono el 26 de noviembre de 2021.

Marcelo Sain, ex ministro de Seguridad de Santa Fe, se refirió a los audios suyos que se conocieron en las últimas horas y vinculó la difusión de los mismos con una operación en su contra por haber investigado las estructuras de poder en la provincia. “Esto es muy grave. Mañana, en cualquier causa judicial en Santa Fe, puede pasar lo mismo con otra persona. Lo que se hizo es habilitar política y socialmente a hacer pública información irrelevante para una investigación, a los sólos hechos de demoler moralmente a quien se quiere acusar. Esos datos tienen que ir en todo caso a una imputación fiscal, los querellantes tienen obligación de no difundirlos. Están cometiendo un delito que es el de la delación. Por eso hemos presentado pedido de cautelares y luego también haré demandas civiles”, planteó Sain.

El primer ministro que nombró Perotti en Seguridad, asumió como tal en diciembre de 2019. Antes, habia sido director del Organismo de Investigaciones del MPA provincial, cargo al que había llegado tras ganar el concurso durante la gestión de Miguel Lifschitz. Tras dejar el Ministerio en marzo de 2021 debía volver al OI, donde había pedido licencia sin goce de sueldo. Pero después de varios meses de discusión y polémica por la negativa de la oposición y una parte del peronismo, finalmente la Legislatura le impidió regresar al organismo judicial. Eso pasó en noviembre del año pasado. Y poco después, se llevaron adelante los allanamientos en los que se secuestraron los teléfonos de funcionarios de su equipo, de donde salen los audios que ahora se filtran.

Sain aseguró: “Acá el tema de fondo (con lo de los audios) es otro. Había investigaciones en curso sobre estucturas de poder como nunca se habían hecho en Santa Fe, que parece que ya pararon. Nos sacaron de la provincia y empezaron a caer. Todo delito de sangre tiene su correlato en algún escritorio, en Rosario particularmente. Y el efecto de estas cosas es que se deje de avanzar contra lo que yo llamo ‘el cáncer que tiene la provincia de Santa Fe’, que son las estructuras a nivel policial, judicial y político que tienen relación directa con la plata del delito“.

Sain sostuvo que los archivos que se conocieron en las últimas horas tienen cierta antigüedad: “Lo que se está ventilando sale de uno de los teléfonos secuestrados, el de Nadia Schujman. Los espías o los que hacen una tarea ilegal, buscan borrar su rastro y acá algunos son audios de dos años antes de los allanamientos en el Ministerio. Esto te habla a las claras de que no había nada para ocultar”, manifestó.

La señora de los perritos

En la entrevista realizada en Radio Universdad, Sain también habló por primera vez sobre el llamativo mensaje en el que aludía a una señora que presuntamente había sido detenida por el Ministerio de Seguridad durante la pandemia cuando paseaba a sus perros, a la que se iba a dejar “sin agua y sin comida durante varios días”.

El ex funcionario provincial desmintió categóricamente la existencia de esa mujer, cuando se le preguntó por el tema: “¡Pero no! Eso fue un chiste que hice a mis compañeros de equipo. ¿Cómo se va a montar un centro clandestino de personas detenidas en la pandemia en la sede del Ministerio de Seguridad? A esas detenciones las hacían los fiscales, con apoyo de la policía. Y el trabajo que se hizo en materia del cuidado de la cuarentena fue encomiable. Jamás hubo una denuncia de abuso. Eran detenciones momentáneas, de pocas horas, en las que se dejaba algún registro de que esa persona había violado la cuarentena. La decisión que había tomado el gobierno en ese momento era que la gente no circule y así ganar tiempo para montar un sistema de salud de alta complejidad, porque se sabía lo que se venía. Y en Santa Fe eso funcionó muy bien”.

Sain amplió la respuesta con un recuerdo de lo que pasaba durante la pandemia en Rosario, con la interacción de Fiscalía y las fuerzas policiales: “En el impacto de la pandemia en Santa Fe, tuvo un aporte importante el esquema de Seguridad, a diferencia de lo que pasó en CABA y en provincia de Buenos Aires. La tarea que hicimos fue elogiada públicamente y a esas detenciones siempre las ordenaban los fiscales. Pero digo, con esto hay mucha mala leche. Está claro. Vos sabés la cantidad de cosas que podés escuchar de audios esa época que nos mandábamos entre todo el equipo de trabajo. Gestionábamos toda la provincia, con dos ciudades importantes como Rosario y Santa Fe, sin vernos cara a cara. Y eso es lo que están ventilando. Imaginate vos, ¿cómo vamos a estar encerrando a una señora con sus perritos de esa manera? Hay medios y periodistas que lo han fogoneado, que han hecho de esto un acontecimiento supuestamente comprobado”, planteó.

Intereses detrás de los audios

Respecto de la propia difusión de los audios, dijo: “Son audios de carácter privado que deberían estar dentro de la esfera de la intimidad. Nosotros cuando estuvimos en el Organismo de Investigaciones del MPA, hemos tenido en cuatro años en los que esto nunca pasó. Cuando vos secuestrás un teléfono tenés acceso a todo: fotos, audios, videos. Y lo que vos debés hacer es tomar lo relevante para la consideración fiscal, pero nunca vulnerar un principio constitucional que es el de la intimidad de las personas. Por lo demás, esos teléfonos fueron secuestrados en un operativo técnicamente lleno de irregularidades. Esos audios que algunos querellantes están difundiendo están además editados y son irrelevantes para demostrar aquello de lo cual presuntamente nos van a acusar”.

Sobre el impacto que tuvo la difusión de los audios en los concursos del MPA, señaló: “Yo ya no tengo en estos días ninguna relación con ese tema, simplemento puedo decir como reflexión que la politización de la justicia lleva a esto: a la utilización de una causa para tratar de negociar cosas para algunos actores de la justicia”.

Enseguida, Sain relacionó la difusión de los audios y la campaña en su contra con causas judiciales en curso: “El nerviosismo de algunos dueños de medios de comunicación fue cuando entramos a ciertas financieras, algunas de las cuales están construyendo hoy hoteles importantes, porque ahí movían dinero del narcotráfico. Y había un ministro que decía estas cosas a boca de jarro, que era yo. Entonces, la delación tiene que ver con estas cosas. La mitad de la sociedad santafesina lo sabe a esto, pero creo que le duele en el corazón reconocer que está gobernada por una verdadera mafia”.

En la entrevista, también fue consultado por la presunta alusión al senador Traferri en uno de los audios que se conoció: “Todo lo que tenía para decir del senador ya lo he dicho públicamente. El foco de la justicia santafesina sobre él surge de una persona que estaba reprochada penalmente, como fue Ponce Asahad. Y a partir de allí surgió una investigación muy seria de los fiscales (Schiappa Pietra y Edery), con participación del Organismo de Investigaciones. Los fiscales pretendieron imputarlo por la red de juego clandestino y esto fue negado por la Legislatura“.

Comentarios