Dólar

Dólar Oficial:$892 / $892
Dólar Blue:$1015 / $1035
Dólar Bolsa:$1009.8 / $1017.5
Dólar Contado con liquidación:$1056.7 / $1059.6
Dólar Mayorista:$869 / $872
Región

Pérez busca revalorizar su único bosque de eucaliptus y abrirlo para la comunidad

El ambicioso proyecto del intendente Pablo Corsalini pretende además reactivar la zona de viveros, generando nuevos empleos verdes y proyectando un corredor biológico para revivir la cuenca del arroyo Ludueña junto a Nativas y la ONG Eco Marea.

La ciudad de Perez siempre fue una zona reconocida por la actividad del ferrocarril y por sus majestuosos espacios verdes de producción forestal que abastecían al mercado nacional e internacional en aquel entonces. Sin ir más lejos la ciudad fue declarada como¨ Capital de la Flor¨ en 1969. Pasaron unos cuantos años y Pérez siempre mantuvo su perfil de ciudad laboriosa, industrial y emprendedora.

Actualmente el bosque de eucaliptus, ubicado en el extremo oeste de la ciudad, es una extensión de gran valor histórico y un imponente patrimonio ambiental. Esos longevos árboles han sido históricamente un gran sumidero de carbono y los protagonistas de un ecosistema rico en especies de todo tipo. La idea de abrir un paseo y poder acercar el bosque a la comunidad tiene que ver con una iniciativa municipal de recuperación de espacios públicos de la ciudad. Este bosque fue el primer bosque implantado en Pérez de la mano de los Ingleses, en la época del ferrocarril, y generó una barrera de contención natural que tiene cientos de ejemplares de eucaliptus que abarcan aproximadamente unas 15 hectáreas.

Actualmente el bosque de eucaliptus es un espacio desaprovechado en la zona y de escaso movimiento. Este proyecto busca integrar el bosque al óvalo central de la ciudad, a través de una red de ciclovías y generar un espacio recreativo para los habitantes de Perez. Asimismo pretende reactivar las visitas turísticas, promoviendo el eco-turismo y revalorizando esa extensión única con un paseo activo y funcional a la ciudad.

En alianza con Nativas, empresa de triple impacto que trabaja en la regeneración de ecosistemas, se prevé la instalación de un invernadero en las inmediaciones del bosque que produzca plantines de árboles de especies nativas. Con esta estructura se estaría recuperando un área que hoy está degradada, y que a partir del ordenamiento, la limpieza y la instalación del vivero, activaría puestos de trabajo verdes y actividades educativas para la comunidad.

Junto a Eco Marea, una asociación civil sin fines de lucro, creada en el 2019 con el objetivo de contribuir en los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU, basada en un modelo de inclusión social que vincula a jóvenes en situación de vulnerabilidad social y de riesgo personal, se articuló una alianza para fomentar el empleo verde en este sector social y vincular a las personas con un proyecto a largo plazo que les brinde un futuro más prometedor. Mediante capacitaciones y talleres se instruirá a los interesados en la recolección de semillas y el posterior desarrollo de plantines de especies nativas, para abastecer diversos proyectos de la zona.

Inicia hoy en Rosario la Cumbre Federal de Bioconomía organizada por el  Consejo Federal de Inversiones - Argentina Forestal

MIRANDO AL FUTURO: LA CREACIÓN DE UN CORREDOR BIOLÓGICO SOBRE LA CUENCA DEL RÍO LUDUEÑA.

La creciente transformación del paisaje por la agricultura, las urbanizaciones y la instalación de proyectos industriales están impactando fuertemente sobre la fauna y la flora de la cuenca del Arroyo Ludueña, depredando y alterando la biodiversidad característica de la eco región y, además, generando un riesgo específico: la impermeabilización del suelo, provocando nuevas inminentes inundaciones en la zona.

Desde Nativas y junto a la Municipalidad de Perez, creemos en la importancia de la protección y conservación integral de toda la zona de humedales pampeanos, por eso pensamos en un proyecto ambicioso y de largo alcance que pueda enlazar a las localidades de Perez, Funes y Rosario creando un corredor biológico en toda la extensión de la cuenca.

Los corredores biológicos son áreas, generalmente alargadas, que conectan dos o más regiones. Pueden ser franjas estrechas de vegetación, bosques ribereños, túneles por debajo de carreteras, plantaciones, vegetación remanente o grandes extensiones de bosques naturales. El requisito indispensable es que mantengan la conectividad entre los extremos para evitar el aislamiento de las poblaciones. El arroyo Ludueña es un corredor biológico natural que atraviesa la matriz productiva dominante “trasladando la información biológica de manera transversal por el territorio”. Como otros arroyos pampeanos, cumple funciones ecosistémicas de regulación hídrica, química (depurando la contaminación de efluentes domiciliarios, agropecuarios e industriales de modo que retienen, transforman y degradan nutrientes) y ecológica.

Nuestro propósito es combatir el cambio climático, reconstituyendo ecosistemas para preservar el planeta. Para eso es clave revitalizar y restaurar los humedales degradados.

LA IMPORTANCIA DE LA RESTAURACIÓN DE ECOSISTEMAS

Los seres humanos mediante las actividades productivas y modelos de vida poco amigables con el ambiente, hemos degradado la gran mayoría de los espacios naturales del planeta. Espacios paradójicamente esenciales para nuestro propio desarrollo y subsistencia. La mayoría de los ecosistemas degradados terrestres se caracterizan por la pérdida de vegetación, el mal estado de los suelos y la amenaza de la vida silvestre. Los ecosistemas acuáticos, por sus aguas contaminadas donde pocas especies son capaces de sobrevivir.

Actualmente los datos señalan que entre 2015 y 2020 se han perdido aproximadamente 10 millones de hectáreas de bosques al año y más de dos tercios de los ecosistemas oceánicos se encuentran dañados, degradados o modificados en el mundo. Estamos atravesando un momento histórico de la humanidad y tenemos la responsabilidad como especie de sanar el daño que hemos causado a la Tierra. Somos nosotros los únicos responsables de los desastres naturales que han ocurrido en las últimas décadas, de la muerte causada a miles de especies animales, de la destrucción completa de reservas naturales que tardaron siglos en constituirse. Nosotros somos los únicos capaces de revertir, nos lleve el tiempo que nos lleve, la monstruosidad que le hemos hecho a nuestro mundo. Hay pocas salidas, pero afortunadamente todavía existen. Una de las posibilidades de sanación es la restauración de ecosistemas, un recurso que tenemos a mano y mediante el cual podemos empezar a recuperar el ambiente. Con ¨restauración¨ nos referimos al proceso que busca volver un ecosistema dañado, alterado o degradado, a su condición original, o por lo menos, a un estado cercano a como era antes de haber sufrido el daño. De esta forma se lograría disminuir los efectos del cambio climático, recuperar los bosques degradados, mejorar la salud alimentaria y el suministro de agua, proteger la biodiversidad y prevenir una futura extinción masiva. Esta tarea no es nada sencilla y requiere de un trabajo colectivo. Somos partes de un sistema y debemos funcionar como tal.

FUENTE: MEDIUM.COM

Comentarios

5