Dólar

Dólar (Rosario):$ / $
Dolar Blue:$235,00 / $238,00
Dolar turista:$214,48
Dolar Contado con Liqui:$252,72 / $253,90
Dolar Bolsa:$246,970 / $246,700
Mundo

Varios líderes europeos llegaron a Kiev para apoyar a Ucrania

El canciller alemán Olaf Scholz; el presidente francés, Emmanuel Macron; y el primer ministro italiano, Mario Draghi, ya han llegado a Kiev para un cara a cara con el presidente Volodimir Zelenski. A su llegada a Kiev el presidente francés afirmó frente a la prensa que el viaje es “es un mensaje sobre la unidad europea”. “No sólo queremos demostrar solidaridad, sino garantizar también que la ayuda que estamos organizando -financiera, humanitaria, pero también cuando se trata de armas- continuará”, dijo por su parte Scholz. Es la primera vez que los dirigentes de estos tres países acuden a Kiev desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.

Será una visita corta en la que las tres grandes economías de la Unión Europea y miembros del G7 reiterarán el apoyo que han venido mostrando con Ucrania, pero en esta ocasión dentro de los márgenes de la realpolitik. Las conversaciones, a la que podría sumarse a última hora el primer ministro rumano, Klaus Johanis, no serán para el presidente ucraniano un camino de rosas.

Hay tres citas muy importantes a la vista. La cumbre del Consejo Europeo de los próximos 23 y 24 abordará la cuestión del estatuto de país candidato de Ucrania. A esa cita le seguirá la reunión del G-7 en Berlín y de la cumbre de la OTAN en Madrid. En ambos caso, el dossier Ucrania estará igualmente sobre la mesa. Por otro lado, la guerra se alarga en el tiempo y una parte de la UE liderada por Francia, Alemania e Italia abogan por una salida negociada que le ponga fin. En esa eventual mesa de negociaciones quiere y debe estar Europa.

El embajador ucraniano en Alemania, Andrij Melnyk, ha hecho dos peticiones cruciales. Ucrania quiere un compromiso claro y sin condiciones de que obtendrá el estatus de país candidato a la adhesión a la UE y que el Consejo Europeo de la próxima semana adopte esta decisión histórica por unanimidad. En segundo lugar, el levantamiento de todas las cortapisas al suministro de las armas pesadas y se preste a Ucrania un apoyo masivo con todos los recursos realmente disponibles de los ejércitos y de la industria armamentística.

Zelenski ha pedido a los líderes europeos que viajen a Ucrania que no vayan con los bolsillos vacíos y con la sola disposición de hacerse una foto. Se plantean pues dos escenarios. El optimista es que el trío dé a Zelenki lo que pide, luz verde al suministro de armas pesadas y estatuto de adhesión a la UE. El realista es que ninguno incumpla el acuerdo no escrito entre los socios de la OTAN de no enviar armas pesadas a Ucrania para evitar una confrontación directa con Rusia y que tampoco abran el camino de Ucrania al ingreso en la UE, pues no depende ni de ellos ni de la Comisión Europea, sino del conjunto de Estados miembros. Y en la UE hay división de opiniones. Polonia, Lituania, Estonia, Letonia e Irlanda quieren que el Consejo Europeo decida un resultado claro e inequívoco y a favor de Ucrania. Alemania se había mostrado más moderada, calificando de posible una candidatura sujeta a condiciones. Dinamarca se mostró más escéptica, argumentando que la guerra en sí no debería ser un factor”. Hay que seguir el procedimiento habitual.

La UE no es una ONG y aunque la solidaridad con Ucrania es palpable, la propia presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dejado claro que no hay atajos para el ingreso en la UE. El país, sumido en una guerra, no está en condiciones de proceder a las reformas que requiere la UE. Cierto es que el proceso negociador puede prolongarse décadas y que para entonces la guerra habrá terminado y Ucrania, apuntalada por esa perspectiva europea, podría eventualmente cumplir los requisitos de adhesión. Pero la concesión del estatuto de país candidato implica voluntad de ampliación y para muchos países de la UE, empezando por Francia, lo que la UE necesita no es una ampliación sino profundizar en la integración.

 

 

Comentarios