Dólar

Dólar (Rosario):$ / $
Dolar Blue:$382,00 / $386,00
Dolar turista:$337,93
Dolar Contado con Liqui:$353,28 / $372,04
Dolar Bolsa:$355,390 / $354,850
Argentina

Con la declaración de Lucas Pertossi y Blas Cinalli terminó la última semana de pruebas

A tres años del crimen que sacudió al país, los ocho acusados de haber matado a golpes a Fernando Báez Sosa durante la madrugada del 18 enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell enfrentan el juicio en su contra. Tras trece jornadas de audiencias, hoy finalizó la etapa de prueba. Tras las declaraciones de los médicos forenses puestos por la defensa Juan José Fenoglio y Jorge Rodolfo Velich, pidieron la palabra Lucas Pertossi, quien filmó la primera agresión, y Blas Cinalli.

“Un patovica sacó a un amigo mío y no entendía porqué”, expresó el acusado. Añadió que sacó su teléfono para registrar lo que sucedía. Según su testimonio, se retiró del boliche por sus propios medios y que se encontró que la gente de seguridad arrojó al piso a uno de sus amigos.

Pertossi remarcó que habían tomado mucho alcohol durante el día y que nunca le pegó a Fernando Báez Sosa. Asimismo, confesó haberle pegado dos patadas a un amigo de la víctima, quien se encontraba tomado del pie de otro de los acusados. Estoy muy mal por lo que pasó, estuve con tratamiento psicológico, psiquiatra, medicación. Nos hizo muy mal esto. Siento mucha pena por todo lo que pasó. Nunca le pegué a Fernando Báez Sosa, no lo toqué, no participé del plan de asesinato de matar a alguien: solo fui de vacaciones“.

Al término de la declaración de Lucas Pertossi tomó la palabra Blas Cinalli. El joven se lamentó por la muerte de Fernando Báez Sosa y destacó que “no hubo ningún plan para matar a nadie”. “Es una tragedia, murió un chico de nuestra edad”, añadió. Del mismo modo, planteó que en el interior del boliche tomó de la espalda a un chico que se estaba por pelear con uno de sus amigos, por lo que terminaron cayendo y fueron echados de Le Brique.

Según su testimonio, ese joven con el quien habría tenido un encontronazo en el boliche era Báez Sosa, y eso explicaría su ADN bajo las uñas de la víctima.

Fenoglio, perito de la defensa, expresó que hay lesiones marcadas en el informe original de autopsia del médico Diego Duarte que no coinciden con las conclusiones del mismo, es decir con la causa de muerte. “La muerte es raro que se produzca en el lugar del hecho en los casos de traumatismo de cráneo, generalmente mueren en el hospital (…) El cráneo es una cavidad cerrada. Por más que el cerebro deje de funcionar por cualquier causa, el corazón sigue funcionando porque no depende de la conducción cerebral. No se llega al paro cardíaco. Esto es la base fundamental de los trasplantes”, añadió.

Y añadió: “No nos coincidían algunas cosas. Por ejemplo, cuando leemos el informe, las consideraciones, se habla siempre de traumatismo de cráneo y también de que tenía un traumatismo de abdomen y de tórax, que está informado en un cuadro que se denomina hemotórax, pero no se informa el origen. Para eso tiene que haber una lesión que no está descrita en la autopsia”.

El perito de parte remarcó que “para lesionar el hígado y que haya sangre en el abdomen debería haber en los músculos y en algunos otros órganos que no están expuestos”. Por eso, detalló: “Esto nos obligó a estudiar otro tipo de lesiones que podrían ocurrir en el hígado y que no están expuestas. Esa lesión podría ser producto de un aplastamiento del hígado, que es una consecuencia de la resucitación cardiopulmonar, del RCP”. “Un golpe no produce este tipo de lesiones”, agregó y concluyó: “No sabemos de qué murió (Fernando) porque no está en la autopsia“.

Al término de la declaración de Fenoglio tomó la palabra el otro perito de parte, Jorge Velich. “El escrito de la autopsia causa vergüenza ajena como médico forense”, dijo el profesional. Y añadió: “No tenemos un buen informe”. 

Del mismo modo, Velich dijo que Báez Sosa “sufrió traumatismo de cráneo severo, que lo llevó a la pérdida de conocimiento”. No obstante, afirmó que no cree que el joven haya perdido la vida en el lugar, “pero sí que estaba inconsciente”. “Si hubiese muerto en el lugar yo me preguntó ¿para qué lo trasladaron?”, completó.

Además, dijo que no fue una RCP la que mató a Fernando Báez Sosa, pero agravó la situación. ¿Por qué? Por la movilización [del cuerpo]”. “La presión excesiva [en las maniobras de RCP] puede causar lesiones en el abdomen y en el hígado”, agregó. Según apuntó, un sangrado en el hígado “puede causar la muerte o puede acelerar la muerte”.

Entre los acusados hablaron Luciano y Ciro Pertossi, y Máximo Thomsen en las audiencias anteriores. El primero de ellos solo buscó desmarcarse de un video en el que se lo identificaba, mientras que los restantes intentaron llevar su situación procesal a “homicidio simple” u “homicidio en riña”, lo que reduciría su pena.

El abogado German Pugnaloni habló en Radio Boing sobre las cuestiones técnicas que hay en el caso para comprender mejor la posición de cada una de las partes y qué podrá pasar hasta que se dicte la sentencia.

Es muy bueno y saludable que se transmita el juicio, salvo algunas partes como los testimonios. Es necesario que se les de publicidad, que la comunidad se pueda enterar cómo funciona un juicio”, fue lo primero que puntualizó

En esta línea, explicó qué son todas las partes del proceso. “En cuanto a los roles, hay un fiscal que recolectó pruebas y entiende que el proceso puede terminar con una condena, por eso pide que se lleve a juicio oral. Ese letrado está ayudado además por la querella, que es la parte que representa a la familia en forma directa. El fiscal representa el interés público, mientras que el querellante los intereses particulares de los damnificados, pero el trabajo es conjunto entre ambos“, dijo.

“Esto no es un juicio por jurado, es a partir de un tribunal. Esto es decisión de los imputados, que claramente prefirieron que no los juzgue el pueblo por el delito que se los imputa”, sumó.

Por otro lado, habló sobre la posición de la defensa de los acusados. “Este es un juicio donde los responsables son evidentes. El propio abogado defensor afirmó que va a trabajar en una línea que no tenga que ver con la absolución de sus clientes sino que se buscará bajar la pena“, sentenció.

El abogado Germán Pugnaloni.

Comentarios