Dólar

Dólar (Rosario):$94,500 / $103,500
Dolar Blue:$182,00 / $185,00
Dolar turista:$171,77
Dolar Contado con Liqui:$173,13 / $173,20
Dolar Bolsa:$173,540 / $173,460
Mundo

Pedro Castillo asumió como presidente de Perú

Pedro Castillo, un profesor de escuela rural de 51 años cuya existencia era desconocida hasta hace unas semanas por millones de sus compatriotas, asumió este miércoles como nuevo presidente de Perú, en una ceremonia que coincidió con el bicentenario del nacimiento del país como República independiente.

Castillo, del partido de izquierda Perú Libre (PL), juró ante la nueva presidenta del Congreso, la dirigente de centroderecha Maricarmen Alva, en lo que podría ser el primer cara a cara en un quinquenio de choques con un Legislativo en el que el oficialismo es minoría.

“No queremos hacer cambios por el simple deseo de hacerlos, sino que muchas de las disposiciones hoy vigentes solo benefician a las grandes corporaciones”, afirmó..

Pedro Castillo rara vez se saca su enorme sombrero cajamarquino típico.

“Un Gobierno del pueblo ha llegado para gobernar con el pueblo y por el pueblo. No los defraudaré“, siguió. Y agregó: “Todos saben que una de nuestras principales banderas políticas es la convocatoria de una asamblea constituyente; insistiremos en esto pero siempre en el marco de la ley y la actual Constitución”.

A la ceremonia asistieron el rey Felipe VI de España y los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Bolivia, Luis Arce; Chile, Sebastián Piñera, y Ecuador, Guillermo Lasso, así como el ex presidente boliviano Evo Morales, entre otros invitados. En tanto, este jueves el nuevo jefe de Estado jurará, esta vez de manera simbólica, en el departamento andino de Ayacucho, donde se peleó la batalla definitiva de la independencia.

Imagen

Será un acto de gran significado: Castillo, andino quechuahablante, tiene fuerte apoyo en los departamentos de los Andes, en los que logró contundentes triunfos en los comicios. En cambio, Lima, la capital, sede del poder político y donde vive casi un tercio de los peruanos, le es hostil. Esa ciudad, que apostó mayoritariamente por la candidata de derecha Keiko Fujimori, fue el escenario de una intensa campaña de desprestigio en que se agitó el fantasma del “comunismo”.

Comentarios