Dólar

Dólar Oficial:$820 / $860
Dólar Blue:$1050 / $1070
Dólar Bolsa:$1045.1 / $1047.4
Dólar Contado con liquidación:$1085.1 / $1093
Dólar Mayorista:$799.65 / $839.57
Información General

Tras la decisión del Vaticano de bendecir a parejas del mismo sexo cuáles son los países que acompañan y cuáles son los que se oponen

A raíz de la oposición de algunos obispos en África, Polonia y otros lugares, el Vaticano defendió la reciente decisión del papa Francisco de permitir bendiciones para parejas del mismo sexo. La oficina de la Santa Sede para salvaguardar la ortodoxia doctrinal expresó su comprensión de que algunas conferencias episcopales necesitan más tiempo para una “reflexión pastoral” sobre la aprobación formal del pontífice para tales bendiciones.

Los obispos católicos de todo el mundo están divididos en su postura respecto al ofrecimiento de bendiciones a parejas del mismo sexo tras el decreto del 18 de diciembre que aprueba dicha bendición emitido por el Papa Francisco y el cardenal Víctor Manuel Fernández.

“Dentro del horizonte aquí trazado aparece la posibilidad de bendiciones para parejas en situación irregular y para parejas del mismo sexo, cuya forma no debe ser fijada ritualmente por las autoridades eclesiales para no producir confusión con la bendición propia del Sacramento del Matrimonio”, reza el párrafo 31 del documento Fiducia suplicante, el texto en el que el Vaticano aprobaba las “bendiciones” a parejas del mismo sexo fue fruto de un proyecto privado entre ambos.

Desde su sorprendente aparición, los obispos y las conferencias episcopales de todo el mundo se han apresurado a emitir respuestas: Algunos se han opuesto firmemente al texto por considerarlo una desviación de la tradición y un intento de bendecir lo que no puede ser bendecido; otros lo han acogido calurosamente como una medida necesaria.

La gran mayoría se ha situado en una posición intermedia: aceptar el texto como un curso de acción natural dado su origen vaticano, destacando determinados pasajes del mismo para afirmar la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio, pero evitando hacer mención de los pasajes posteriores que aprueban las bendiciones a personas del mismo sexo en un aparente intento de evitar la controversia.

Oposición en África

El presidente de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar, en un gesto inequívoco declarado 11 de enero que los obispos católicos del continente no aplicarán Fiducia SuplicantesLa Comisión Europea ha rechazado la bendición de “parejas” del mismo sexo tras llegar a un “acuerdo” con el Papa Francisco, afirmando que hacerlo sería contrario a la cultura africana, que está “profundamente arraigada en los valores de la ley natural en lo que respecta a los derechos humanos”.  matrimonio y familia”.

Sin embargo, las conferencias episcopales del norte de África no tardaron en rebatirlo y, el 15 de enero expresado una apertura a ofrecer tales bendiciones, contradiciendo así la carta de Ambongo. Escribían: “En cuanto a la práctica pastoral de las bendiciones, cuando una persona pide individualmente una bendición, con la correspondiente disposición de corazón, se le dará. Cuando personas en situación irregular se reúnen para pedir una bendición, podemos darla siempre que no cause confusión ni a los propios interesados ni a los demás”.

Un número creciente de obispos ha tomado la sorprendente decisión de oponerse a que el Vaticano apruebe las bendiciones a personas del mismo sexo, exponiendo al mismo tiempo la doctrina católica sobre las bendiciones y la homosexualidad.

Los obispos de la Provenza eclesiástica de las Antillas y la Guayana Francesa declararon que “de acuerdo con los principios fundamentales de la Fiducia Supplicans y para evitar cualquier confusión”, los sacerdotes podían bendecir a individuos, pero tenían prohibido conferir bendiciones “en situaciones irregulares o del mismo sexo”.

En una de las respuestas más contundentes, los obispos de Camerún -representados por el presidente de la conferencia episcopal del país, el arzobispo Andrew Fuanya Nkea- declararon que “prohibimos formalmente toda bendición de ‘parejas homosexuales’ en la Iglesia de Camerún”.

Por su parte, el 27 de diciembre, el obispo Marcellin Yao Kouadio (presidente de la conferencia episcopal de Costa de Marfil) ordenó a todo el clero “abstenerse de bendecir a parejas del mismo sexo y a parejas en situación irregular”.

Desde Kenia, emitieron una carta del 23 de diciembre a su archidiócesis de Nairobi, el arzobispo Philip Anyolo se dirigió a toda la archidiócesis explicando que la doctrina católica sobre el matrimonio no había cambiado ni podía cambiar.

“Las uniones homosexuales van contra la razón, contra la naturaleza y contra la cultura africana”, escribió, añadiendo cómo “cualquier forma de bendición de uniones y actividades homosexuales iría contra la palabra de Dios, las enseñanzas de la Iglesia, las tradiciones culturales africanas, las leyes de nuestras naciones, y sería escandaloso para los fieles”.

El 19 de diciembre, la conferencia episcopal de Malawi emitió una declaración en la que instruía que “para evitar crear confusión entre los fieles, ordenamos que, por razones pastorales, no se permitan en Malawi bendiciones de ningún tipo ni para uniones entre personas del mismo sexo”.

El 30 de diciembre, la conferencia episcopal católica de Togo también se unió a la creciente protesta de África. El escribió que Fiducia suplicante “está lejos de ser una aprobación o una validación sacramental de la unión de personas del mismo sexo”. Basándose directamente en la respuesta del propio Papa Francisco a los cinco cardenales dubia de julio de 2023, señalaron que: “Son inadmisibles los ritos y oraciones que puedan inducir a confusión entre lo que constituye el matrimonio, es decir, ‘una unión exclusiva, estable e indisoluble entre un hombre y una mujer, naturalmente abierta a la procreación de los hijos’ y lo que lo contradice”. Por esta razón, en lo que respecta a la bendición de parejas homosexuales, los obispos de Togo ordenan a los sacerdotes que se abstengan de hacerlo.

La Cofradía Australiana del Clero Católico ha seguido el ejemplo de sus homólogos en Gran Bretaña y EE.UU. a la hora de Emisión deuna declaración que señala cómo “[l]os actos sexuales fuera de la alianza del matrimonio entre personas de distinto sexo o del mismo sexo no corresponden al plan del Creador”.

Señalando cómo la “auténtica atención pastoral y espiritual” debe estar vinculada a “una presentación inequívoca del plan de Dios para la sexualidad humana y el matrimonio”, el clero escribió que las bendiciones “nunca pueden otorgarse a actos pecaminosos ni legitimar relaciones intrínsecamente incompatibles con el plan divino”.

Los rechazos en el continente americano

EL Obispo de Brasil Adair José Guimarães de la Diócesis de Formosa declarado 23 de diciembre, que la diócesis no adoptaría Fiducia Supplicans. Señalando la fuerte posibilidad de que el documento causara “escándalo y malentendidos”, y en consecuencia la diócesis no aplicaría el documento.

En Argentina, uno de los predecesores del cardenal Fernández como arzobispo de La Plata, el arzobispo Héctor Aguer, ha continuado con sus duras críticas al papa Francisco escribiendo “Fiducia suplicante no debe ser obedecido”.

El 2 de enero el obispo Rafael Escudero López-Brea, de la diócesis de Moyobamba, en el norte de Perú, escribió que Fiducia suplicante “daña la comunión de la Iglesia, pues tales bendiciones contradicen directa y gravemente la Revelación Divina y la doctrina de la Iglesia”.

“Bendecir a parejas en situación irregular y a parejas del mismo sexo es un grave abuso del Santísimo Nombre de Dios, que se invoca sobre una unión objetivamente pecaminosa de fornicación, adulterio o, peor aún, actividad homosexual”, afirmó. Rechazó también el equívoco en el que incurren los defensores del texto: “Bendecir a una pareja es bendecir la unión que existe entre ellos. No hay forma lógica y real de separar una cosa de la otra”.

La rama estadounidense de la cofradía del clero católico escribió cómo “unen nuestras preocupaciones” a las expresadas por el clero del Reino Unido.

“El comportamiento pecaminoso y las inclinaciones desordenadas nunca pueden ser bendecidos o condonados”, escribieron. “Incluso la apariencia de aprobación de cualquier mal moral debe evitarse a toda costa, no sea que se infiera que quien da la ‘bendición’ es también un cooperador formal en el mal, lo cual está siempre prohibido.

El cardenal uruguayo Daniel Sturla condenó Fiducia suplicante por su contenido y su deliberada confusión. Sin embargo, contrariamente a muchos obispos, señaló que el documento era claro en el sentido de que abogaba por la bendición “de la pareja”, y eso es algo que “toda la tradición de la Iglesia… dice que no es posible hacer”.

La oposición en el viejo continente

Aunque ningún obispo ha protestado contra el documento del Vaticano, en su lugar un grupo que representa a más de 500 clérigos ha emitido un documento contra Fiducia Suplicantes. La Cofradía Británica del Clero Católico reitera la enseñanza católica que condena la homosexualidad.

En Suiza, el obispo emérito de la diócesis de Chur, Marian Eleganti, escribió 20 de diciembre condenando la medida del Papa Francisco y del Cardenal Fernández. “El llamado magisterio de Francisco, que se presenta como algo nuevo y sin precedentes en contraste con la tradición, es un neologismo conceptual sin sentido del cardenal Fernández, porque los papas, como los obispos, son guardianes de la enseñanza de la Iglesia y su tradición ininterrumpida”, escribió Eleganti.

Al igual que en Estados Unidos, Reino Unido y Australia, la oposición a la bendición de parejas del mismo sexo en España procede en gran medida de los sacerdotes. A petición lanzada el 31 de diciembre por 157 sacerdotes españoles (radicados en España, pero también en la Sudamérica hispanohablante) pide al Papa Francisco que “anule “Fiducia Supplicans”. Ellos escribieron: “Nos adherimos a la verdad revelada, recogida en la Biblia y en la Tradición e interpretada por el Magisterio secular de la Iglesia. La bendición de parejas en situación irregular o en convivencia homosexual, aunque sea extra-litúrgica, contradice el plan de Dios. En conciencia no podemos aceptar el reconocimiento de este tipo de bendición”.

“Dado que la práctica de actos sexuales fuera del matrimonio, es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta a la transmisión de la vida, es siempre una ofensa contra la voluntad y la sabiduría de Dios expresada en el sexto mandamiento… las personas que mantienen una relación de este tipo no pueden recibir la bendición”, rezaba una declaración del portavoz de la Conferencia Episcopal Polaca, el 21 de diciembre. “Esto se aplica en particular a las personas que mantienen relaciones homosexuales”.

Por su parte, la Conferencia Episcopal Holandesa escribió el 16 de enero para presentar su interpretación de la Fiducia Supplicans. Señalaron que bendecirían a “individuos”, incluidos los que mantuvieran “relaciones irregulares”, pero evitaron cuidadosamente utilizar la palabra “pareja”, dando a entender así que no bendecirían a parejas.

Quienes promocionan las bendiciones a las personas del mismo sexo

Fiducia suplicante ha recibido el apoyo de toda la Iglesia, y los obispos han celebrado que el texto promueva la bendición de parejas del mismo sexo, a pesar de que las Escrituras y la Tradición condenan esta actividad.

La Conferencia Episcopal Portuguesa publicó un documento para anunciar que estaban en “plena comunión” con el Papa y su propuesta de bendiciones para personas del mismo sexo. Al igual que el Cdl. Cobo de Madrid, la jerarquía portuguesa destacó la advertencia de Fernández de que la interpretación local del documento no podía permitir su rechazo.

El arzobispo Franz Lackner, jefe de la Conferencia Episcopal de Austria, advirtió de que el clero “ya no puede decir que no” a una petición de “bendición” de parejas del mismo sexo. Lackner, en una entrevista, expresó su “alegría” por Fiducia suplicanteaunque más tarde tuvo que emitir una retracción a través de un portavoz sobre la aparente obligación de los clérigos de ofrecer tales bendiciones.

Obispos católicos belgas ya aprobó la bendición de parejas del mismo sexo en septiembre de 2022. Pero una declaración del 22 de diciembre en el sitio web de la conferencia episcopal acogida FS como “un gran paso hacia el reconocimiento de las relaciones homosexuales leales y duraderas”. “Como persona lgbti + estás plenamente aceptada y puedes incluso ahora bendecir adicionalmente tu relación”.

El arzobispo Mate Uzinić en Rijeke. acogida el texto, diciendo que era “una llamada a no tirar piedras, sino a estar cerca de los que buscan la cercanía de Dios”. A principios de este año invitado pro-LGBT P. James Martin S.J. para participar en una conferencia y hablar sobre el activismo LGBT y “Jesús llegando a los márgenes”.

En un comunicado con fecha de 10 de enero, la Conferencia Episcopal Francesa respondió en masa a Fiducia suplicantes, sin expresar un apoyo firme hasta el final de su declaración. Unas bendiciones que no se parecieran al matrimonio serían un signo de la “amplia e incondicional acogida” de la Iglesia, escribieron.

Como era de esperar, el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK), monseñor Georg Bätzing, dio una calurosa bienvenida al texto del Vaticano. “Acojo con gran satisfacción este documento y agradezco la perspectiva pastoral que adopta”, dijo, elogiando cómo “significa que se puede dar una bendición a las parejas que no pueden casarse por la Iglesia debido al divorcio, por ejemplo, y a las parejas del mismo sexo”.

El arzobispo católico de Dublín, monseñor Dermot Farrell, emitió una declaración el 8 de enero, tras la defensa que hizo el Cdl. Fernández de Fiducia suplicante. Citó la declaración del cardenal para señalar que los sacerdotes no podían negarse a bendecir a parejas del mismo sexo.

“En otras palabras, los que estamos en el ministerio hemos de tener ante los ojos nuestro servicio al ‘don de la bendición que brota del Corazón de Cristo a través de su Iglesia’. (Fiducia suplicante, §1) Al fin y al cabo, quien, de buena fe, busca una bendición, se está volviendo hacia el Señor y su camino”, escribió.

El presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, el cardenal Matteo Zuppi, anunciado la posición del episcopado italiano apoyando Fiducia suplicante durante una reunión del Consejo Permanente celebrada el 22 de enero. Citando “los desafíos actuales para el anuncio del Evangelio”, Zuppi declaró que los obispos “acogieron favorablemente” el texto del D. Fernández.

Lo calificó como “un documento que se sitúa en el horizonte de la misericordia, de la mirada amorosa de la Iglesia sobre todos los hijos de Dios, sin por ello apartarse de las enseñanzas del Magisterio”.

Tras la defensa que el 4 de enero hizo el Cdl. Fernández de Fiducia suplicanteLa Conferencia Episcopal Portuguesa publicado su declaración sobre el documento para anunciar que estaban en “plena comunión” con el Papa y su propuesta de bendiciones para personas del mismo sexo. Al igual que el Cdl. Cobo de Madrid, la jerarquía portuguesa destacó la advertencia de Fernández de que la interpretación local del documento no podía permitir su rechazo.

El cardenal Blase Cupich, quien calificó el texto del Vaticano como “un paso adelante, y en consonancia no sólo con el deseo del Papa Francisco de acompañar pastoralmente a las personas, sino con el deseo de Jesús de estar presente para todas las personas que desean gracia y apoyo.”

Católico autoproclamado presidente Joe Biden también se unió a las filas de los que alaban el documento. “El presidente, junto con muchos católicos de todo el mundo, dio la bienvenida a la declaración del Vaticano hecha con la aprobación del Papa Francisco que permite la bendición de parejas del mismo sexo”, declaró el 19 de diciembre la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Comentarios

5