Dólar

Dólar (Rosario):$ / $
Dolar Blue:$235,00 / $238,00
Dolar turista:$214,48
Dolar Contado con Liqui:$252,72 / $253,90
Dolar Bolsa:$246,970 / $246,700
Argentina

Unicef derriba mitos y pide aprobar la Ley de etiquetado frontal

A través de un contundente comunicado, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) instó a los diputados nacionales por la pronta aprobación de la Ley de Etiquetado Frontal de alimentos, considerando que por su texto “puede llegar a ser un ejemplo a nivel mundial”.

Son varias las agencias de la Organización de Naciones Unidas (ONU) instando para que pueda avanzar en lo que consideran “un proyecto integral” porque “protege los derechos de las personas, y en particular de niños, niñas y adolescentes”.

Etiquetado frontal de alimentos: un estudio revela que solo 25% de los  consumidores comprende las etiquetas

Valoran las “medidas regulatorias” incluidas en su texto, “entre ellas la regulación de publicidad, promoción y patrocinio de los productos”, apuntando a cuidar los “entornos familiares”.

Andrea Graciano, consultora en nutrición de Unicef Argentina, es tajante: “Hay evidencia de que la principal causa de enfermedad y muerte en el país es la malnutrición. Por exceso, lo sufren 4 de cada diez niños, y el 70% de los adultos. Y el gran motor es el cambio de patrones alimentarios, recurriendo a productos ultraprocesados, que tienen exceso de calorías y nutrientes potencialmente dañinos, como grasas, azúcares y sodio, y que son fuertemente publicitados”.

La especialista consideró que la industria “despliega mucho marketing apuntando a promover las ventas para niños”, los cuales “son la puerta de entrada en el hogar” de este tipo de productos.

Especialistas aseguran que el etiquetado frontal generaría beneficios en la  alimentación infantil

Doble beneficio

Graciano citó diferentes encuestas que apuntan a que el sobrepeso y la obesidad “es más prevalente en niños, niñas y adolescentes de menores recursos por sobre integrantes de familias de altos ingresos”, pero también “tienen más chances de sufrirla”. Es decir que la norma “también cuida a la población más vulnerable”.

A su vez, adujo que “en países que se ha implementado, la población valora los octógonos negros en el frente de los paquetes” y con esto “transforma su elección”.

Luego agregó: “También sabemos que la industria alimentaria mejoró la calidad nutricional de sus productos en los países que la tienen. Porque al cambiar la demanda, adecúa su oferta y produce con menos nutrientes críticos. En un primer momento la industria se opone, pero después cuando la normativa se establece, se adapta”.

Comentarios