Argentina

El piloto del avión presidencial dijo que “en términos políticos no era el momento” para hacer la maniobra

El piloto que llevó adelante la maniobra con el avión presidencial recientemente incorporado a la flota, Leonardo Barone, rechazó todas las críticas al asegurar que fue “una maniobra controlada, que reviste cero peligro”, aunque admitió que “en términos políticos no era el momento”.

“Traíamos un avión a la flota nacional y es una maniobra controlada, que reviste cero peligro. Entendimos que era la bienvenida que tenía que tener”, precisó Barone quien explicó así que eso se hace habitualmente cuando se incorpora una aeronave a una flota o cuando se retira un comandante.

Sin embargo, en relación al aterrizaje en el país del flamante ARG 01, el Boeing 757, que costó 25 millones de dólares y se sumó a la flota aérea presidencial, diferentes especialistas en aviación coincidieron en objetar el momento y las condiciones en que se ejecutó la maniobra, ya que era un día de baja visibilidad.

Por ese vuelo rasante se abrió un sumario contra Barone y contra Juan Pablo Pinto, el otro piloto de la aeronave, que se tramitará ante la Procuración General del Tesoro para determinar cómo fue el accionar de ambos.

“Todo se hizo con autorización. No hago nada sin ella. La pasada es absolutamente legal. Hay videos, está todo documentado”, precisó dijo Barone en declaraciones al diario La Nación.

El también titular de la Dirección General de Logística de la Subsecretaría de Planificación y Servicios dio más detalles de la maniobra cuestionada: “Estábamos solos, vacíos, arriba de una pista. No se hizo nada en otro lado. La repercusión que tuvo fue negativa, desinformando a la gente”.

Comentarios