Dólar

Dólar (Rosario):$ / $
Dolar Blue:$383,00 / $387,00
Dolar turista:$339,36
Dolar Contado con Liqui:$353,83 / $372,47
Dolar Bolsa:$357,210 / $357,080
Rosario
A 3 AÑOS DEL CRIMEN

Rosario acompañó el emotivo pedido de justicia de los padres de Fernando Báez Sosa

Foto: Farid Dumat Kelzi para Redboing

A tres años del crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en la ciudad balnearia de Villa Gesell, se está llevando adelante el juicio contra los rugbiers que le propiciaron una golpiza de muerte. En este marco, se realizaron marchas en todo el país en reclamo de justicia y repudio a la violencia.

En la ciudad de Rosario, la convocatoria fue desde las 19 en la plaza 25 de Mayo. La idea de los organizadores, padres y madres que se conectaron a través de las redes sociales, fue marchar hasta la plaza San Martín.

Con mucha emoción, una gran cantidad de personas se movilizaron por todo el centro con el reclamo de justicia por el joven de 18 años. Banderas, carteles y algunas frases fue lo que portaron los presentes acompañando un pedido que se extiende por todo el país.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cabe destacar que los padres de Fernando, Silvino y Graciela, convocaron a una “oración interreligiosa” y a una “colecta solidaria” en la ciudad de Dolores, donde hoy se realizó la última audiencia con testimonios en el juicio contra los ocho rugbiers imputados por el asesinato. Además, encabezaron la manifestación que se desarrolló frente al Congreso de la Nación, en Buenos Aires.

Por otro lado, Villa Gesell, precisamente frente al boliche Le Brique, lugar del violento hecho, tuvo una masiva convocatoria.

La palabra de los padres de Fernando en el acto homenaje

“Les queremos agradecer a los que nos acompañan. Fernando pudo ingresar con mucho sacrificio al CBC y me dijo que quería ir de vacaciones. Me dijo que esta era la última vez que se iba porque con sus compañeros iban a seguir otros rumbos. Nunca pensamos que Fernando no regresaría a nuestro ladoEra nuestro sol, nuestra vida. Hoy estamos vacíos, nadie quedó en casa. Estamos los dos solitos (con Silvino)”, arrancó Graciela en su duro testimonio.

A su vez. sostuvo: “Sin él, la vida se terminó para nosotros. Vinimos a Dolores para buscar justicia, no venganza. Queremos que paguen por lo que le hicieron a mi hijo”.

Y agregó: “En el juicio vi cómo le pegaban a mi hijo y como madre vi cómo lo discriminaban por su color de piel. Era un chico bueno, sano, amaba la vida. No tenía enemigos, era un chico feliz que solo quería disfrutar. Sigo esperando que mi hijo regrese, a pesar de que nunca más regresará a nuestra vida”.

Comentarios