Dólar

Dólar (Rosario):$94,500 / $103,500
Dolar Blue:$182,00 / $185,00
Dolar turista:$171,77
Dolar Contado con Liqui:$173,13 / $173,20
Dolar Bolsa:$173,540 / $173,460
Deportes

Asaltaron a una Leona y le robaron la medalla de Plata

Sofía Maccari, Leona que consiguió la medalla de Plata en los últimos Juegos Olímpicos de Tokio, sufrió un asalto en la localidad bonaerense de Escobar en el que le sustrajeron la presea. La jugadora del club San Fernando, quien también ganó el segundo puesto en la cita de Londres 2012, pidió ayuda por redes sociales para recuperarla.

“Hoy me asaltaron dos hombres armados en Escobar. Me robaron el auto, celular y lo más doloroso LA MEDALLA OLÍMPICA. No puedo explicar el dolor que esto significa. Les pido colaboración a todos! Un RT y cualquier info”, pidió con desesperación en sus cuentas de Twitter e Instagram.

 

Por la rápida viralización de su posteo, la jugadora del seleccionado femenino de hockey volvió a tomar sus redes y agradeció a la población por compartir su pedido: “Gracias a todos, esperemos que aparezca. Por el momento no estoy con el celular”.

 

“Nada me importa tanto como la medalla. Realmente mi mayor dolor es la medalla olímpica, porque recién pensaba quién la tendrá, dónde estará ahora. Creo que nadie sabe el sentimiento que genera una medalla olímpica. Después lo otro obviamente se hizo un esfuerzo enorme porque no me sobra nada, pero es todo material. Esto es mucho más significativo”, apuntó en diálogo con el canal de noticias TN.

Con pesar, Maccari añadió: “Es algo que el que lo tenga en la mano no la puede vender ni sacar provecho de nada porque en el momento que la pongas a la venta la gente obviamente la va a ver. Seguramente si la tienen en su casa o un cajón no sabe el esfuerzo que hace uno para conseguir eso. Toda la gente que acompaña y esa medalla, el equipo detrás. Tiene muchos sentimientos. Uno la ve así y piensa que es un pedazo de nada, pero adentro tiene muchas cosas”.

 

Respecto a cómo se dio el robo, la Leona explicó: “Me aparecieron corriendo o caminando no lo sé, porque los llegué a ver y después se fueron en mi auto. A uno lo pudieron agarrar a la tarde, pero por el momento no habló nada. El que detuvieron es menor de edad pero no quiere hablar. Pedí por favor que quería verlo, pedirle que me diga donde estaban, pero obviamente no podía”.

Comentarios