Dólar

Dólar (Rosario):$113,00 / $120,50
Dolar Blue:$203,00 / $206,00
Dolar turista:$205,14
Dolar Contado con Liqui:$208,96 / $210,62
Dolar Bolsa:$208,410 / $208,200
Información General

Superpoblación y ratas: Boris Becker se encuentra preso en la peor cárcel de Inglaterra

El legendario extenista alemán Boris Becker, ganador de seis torneos del Grand Slam, fue condenado por un tribunal a dos años y seis meses de cárcel, que deberá cumplir en la prisión de Wandsworth, una de las peores de Inglaterra.

Este centro penitenciario es considerado, según medios locales, uno de los peores de ese país, con serios problemas edilicios y una superpoblación de reclusos. Además, no cuenta con las condiciones básica de salubridad.

“En una inspección reciente, la institución fue descrita como ‘desmoronada, superpoblada e infestada de ratas e insectos’”, relata el diario Daily Mail.

Además, añade que se trata de una cárcel arruinada “por el abuso de drogas y problemas de salud mental, donde algunos reclusos pasan más de 22 horas al día en celdas dilapidadas”. Incluso aseguran que, desde 2020, hay al menos un problema de violencia entre reclusos al día.

Los hechos descriptos fueron relatados por Chris Atkins, un exprisionero de ese centro penitenciario, que contó con lujo de detalles, todo lo que vivió durante su condena.

Wandsworth es una de las cárceles más infames del país. Los presos, en su mayoría, parecen tener una enfermedad mental grave, estar locos por las drogas o ambos”, indicó.

Boris Becker, condenado por delitos financieros

El jurado consideró probado que el Boris Becker ocultó activos y préstamos por valor de unos 3,5 millones de libras (unos 4 millones de euros) para evitar así pagar sus deudas, que ascienden a unos 50 millones de libras (60 millones de euros).

Tras escuchar el dictamen de la jueza Deborah Taylor, Becker fue conducido a las celdas de la corte para empezar su condena. Al anunciar su decisión, la magistrada reprochó al deportista que no aprendiera la lección tras recibir una sentencia de prisión suspendida en Alemania en 2002, lo que ha sido considerado “un agravante significativo” en este caso.

“Tengo en cuenta lo que se ha descrito (durante el proceso) como su caída en desgracia. Ha perdido su carrera y reputación y todas sus propiedades como resultado de su bancarrota”, declaró la magistrada.

Sin embargo, “no ha mostrado remordimiento ni aceptación de su culpabilidad y ha buscado distanciarse del delito y de la quiebra”, añadió.

Comentarios