Dólar

Dólar (Rosario):$ / $
Dolar Blue:$382,00 / $386,00
Dolar turista:$337,86
Dolar Contado con Liqui:$353,83 / $372,47
Dolar Bolsa:$353,370 / $357,220
Rosario

La ex GUM y varios escándalos en el manejo de recursos: qué dice el informe de la Municipalidad

Foto: Mauro Montenegro para RedBoing

La Municipalidad de Rosario respondió a un pedido de informe del Concejo de Rosario de agosto pasado, en el marco de la polémica generada en la Secretaría de Control y Convivencia por la ex GUM. La solicitud se generó luego que la titular de la cartera, Carolina Labayru, se apersonara en el cuerpo legislativo para hablar de los avances en su dependencia desde la disolución de la Guardia Urbana Municipal y la formación de la  Dirección de Control de Proximidad, que se puso en marcha en agosto de 2021. Además, se informó que se le dio proceso a 81 expedientes disciplinarios. 

En primer lugar, el expediente presentado por la funcionaria indica que en la ex Guardia Urbana Municipal en 2019, cuando tomó ejercicio el Gobierno de Pablo Javkin, aproximadamente un 40% del personal operativo se encontraba cumpliendo jornada laboral en el sistema feriante. Es decir, que prestaban servicios en horarios atípicos, por lo que cumplían con sus obligaciones en menos cantidad de días. “Esta distribución dificultaba la operatividad en los servicios ordinarios de lunes a viernes, como así también, durante los fines de semana ya que se observaba una alta demanda de franquicias por parte del personal feriante. Por otro lado, la política sobre cómo se asignaban las horas extras profundizaba la cuenta las necesidades del problemática”, añadieron desde Control y Convivencia. 

La asignación de las horas extras se realizaba de manera tal que todos los agentes percibieran la misma cantidad, “sin tener en cuenta el grado de ausentismo, ni las necesidades propias de la repartición”, explicaron. Asimismo, en los cambios establecidos puntualizaron que el porcentaje de personal en el sistema feriante no llega a representar 10% del total, “fortaleciendo de esta manera, la operatividad de los servicios ordinarios semanales”. De ese modo, “se normaliza la política de asignación de horas extras atendiendo las necesidades del servicio, destinándolas a tareas específicas que escapan a la dinámica operativa de los servicios ordinarios; de modo que sin aumentar el total de horas extras usufructuadas, se cubren mayor cantidad de objetivos”.

Foto: Mauro Montenegro para RedBoing

Según explicaron desde Control y Convivencia, habiendo reestructurado las jornadas del personal, la nueva Dirección de Control de Proximidad con la misma cantidad de empleados, pasó de solo atender reclamos y peatonales en servicios ordinarios a: reclamos en 3 turnos de ocho horas; las peatonales Córdoba y San Martín; el centro comercial de Alberdi y el Barrio Hospitales durante la mañana; el paseo gastronómico Pichincha durante la tarde; el centro comercial Tiro Suizo y Echesortu en la mañana y la tarde; y los operativos coordinados con la Policía de Santa Fe y Gendarmería. 

De ese modo, quedó expuesta la falta de optimización de recursos del personal hacia 2019. Por otro lado, en servicios extraordinarios se sumaron nuevos parques, operativos y patrullajes a los espacios de trabajo. También, plantearon que en 2019 aquella GUM tenía dos jefes de base, quienes trabajaban en horarios superpuestos. Además, se indicó que los trabajadores de Proximidad se encuentran establecidos a distintas zonas de manera permanente, en la búsqueda de un arraigo con los barrios donde prestan servicios.

Procesos de compras

Hasta 2019, las compras de todas las áreas se encontraban descentralizadas, generando dificultades a la hora de su control y revisión. En la actualidad, todas dependen de la Dirección Administrativa, Económica y Financiera (DAEF). De esta manera, se logra una mayor calidad en el control: las solicitudes de compras son demandadas por los directivos, quienes las elevan a la Coordinación de Infraestructura, Equipamiento y Suministros. Esta evalúa el stock y realiza una primera aprobación o no de la solicitud; luego de ello se despacha a la DAEF, quien realiza la gestión correspondiente propia para la compra. Todo el proceso es fiscalizado por la persona responsable de la Secretaría de Control y Convivencia. 

Procesos disciplinarios 

A partir de diversas inconsistencias administrativas y/u operativas detectadas por las áreas que conforman la Secretaría de Control y Convivencia durante la presente gestión se iniciaron una serie de sumarios, con la curiosidad de que se le dio proceso a otros tantos que se encontraban cajoneados de años anteriores. En total son 81 las notificaciones, que se distribuyen en:

  • Incumplimiento u omisiones de índole administrativa: 8 expedientes. 
  • Accidentes con móviles oficiales: 9 expedientes. 
  • Investigaciones disciplinarias: 39 expedientes. 
  • Violencia de género: 3 expedientes. 
  • Cesantías: 4 expedientes.
  • Incumplimiento o abandono de/en el servicio: 18 expedientes

Los inicios de la GUM

El cuerpo civil no armado dependiente del Municipio de Rosario vio la luz bajo la gestión del ex Mandatario local, Miguel Lifschitz, en julio de 2004. En ese mes, el Ingeniero anunciaba un nuevo cuerpo de policía municipal “mucho más profesional, con mucha mayor capacidad de actuación, con recursos humanos, técnicos y tecnológicos necesarios para atender las nuevas demandas de una sociedad con mayores puntos de conflicto”.

 

 

La ciudad le abría así, las puertas a nuevos agentes municipales que no reformularía la tarea de otras áreas similares que continuarían desempeñando su accionar, como Control Urbano.

 

Comentarios